Seleccionar página

En la actualidad, la vida se desarrolla en la sociedad de la información, influenciada por las tecnologías de la información y la transformación digital. Desde los niños hasta los abuelos, todos, manejamos información en nuestro quehacer cotidiano, bien sea para recrearse, informarse, realizar algún trámite, una actividad laboral o para evidenciar un hecho. Una persona puede invertir diariamente entre 5 a 7 horas frente a dispositivos celulares o una computadora, consumiendo gran volumen de información.

¿Y qué hacemos con esa información?

La información que consumismo diariamente, la observamos y dependiendo el objetivo por el cual la visualizamos procedemos a resguardarla o a desecharla, muchas veces sin ningún criterio de selección.

En este mundo informatizado se pierde mucha información valiosa, producto de la infoxicación que se vive y la ausencia de métodos para organizar efectivamente esa información. Es relevante, que, para adaptarse a la transformación digital, debamos contar con competencias y habilidades para la organización y el uso adecuado de la información.

Sin embargo, es cotidiano observar tanto en los archivos personales como en las instituciones y empresas, que la información en soportes físico y digital se encuentra desorganizada, debido a la ausencia metodologías para la organización documental. En algunos casos, se hallan personas encargadas de los archivos con mucha motivación, pero sin formación en el área, lo que genera un sin número de problemas a la hora de localizar la información, que se traducen en pérdida de tiempo, dinero y hasta del patrimonio histórico.

¿Por qué la capacitación digital y archivística?

  • Para organizar el volumen de información que manejamos día a día, es necesario, que las personas estén capacitadas en el uso adecuado de la información tanto física como digital, que puedan seleccionar aquella que es útil o relevante resguardar, que sepan cómo clasificarla y puedan ordenarla lógicamente para su fácil localización.
  • Formación en la organización de archivos, para conservar y mantener ordenados aquellos físicos o digitales; bien sea, personales, institucionales o empresariales y no correr el riesgo de perder su patrimonio documental.
  • Adquirir competencias digitales, que los ayuden a desenvolverse en la trasformación digital, para navegar más fácilmente, localizar información de su interés, recuperar aquella que sea relevante y lo más importante, intercambiar información a través de los distintos medios digitales.

Para la sociedad actual, es sumamente importante tener ciudadanos alfabetizados digital y archivísticamente, por lo que es necesario que los ciudadanos se capaciten en estas áreas. Todos manejamos información, pero no todos sabemos usarla adecuadamente y organizarla para recuperarla en el tiempo.

ARCHIVEN, facilita soluciones en capacitación para formarte en el área de organización documental y digital, a fin de que puedas adquirir metodologías adecuadas para el manejo documental, ahorrándote tiempo y dinero a la hora de localizar tu información.

Ven y capacítate con nosotros, alfabetízate archivística e informacionalmente para afrontar los restos de esta sociedad.